29.6.14

Semis

Hoy no pensaba hablar de futbol, ¿que él hable de mí?, no. Pero es complicado, mi memoria es endeble y ya no recuerda cómo era eso de amanecer sin prisa para ver el partido en turno. ¿Sería como hoy? Qué horror. Creo que anoche estaba jugando el Azul contra el Guadalajara, qué clase de doctor recetaría tan pésimo placebo. Yo me receto otros, al menos hoy.

En el Canal 22 están pasando una especie de documental sobre los rebeldes del futbol, antier le tocó al equipo del FLN de Argelia, equipo que se formó y anduvo de gira por algunos países buscando la independencia de Argelia. Ayer le tocó al brasileño Sócrates (tremendo personaje). Hoy no lo vi.

Lo de hoy es lo de ayer, lo del día anterior. Si de chiripa, de rebote o sin querer llegaron a este blog, es casi seguro que han llegado a sitios más interesantes y, de una manera u otra, conocen el resultado de las semifinales del mundial. Pero da igual, les cuento: por un lado, y como lo dije antes, el equipo que parecía más Brasil que Brasil mismo arrasó. Nomás fueron 7 goles contra 1. En el segundo partido, un partido mucho más peleado y reñido que el anterior, tuvo que definirse desde esa manchita que tanta pena le causa a los mexicanos y que se encuentra a sólo once metros del siguiente paso.

Salvo el técnico alemán comiéndose los mocos y el hijo de Robben llorando por la piscina no llenada para su padre (con todo y lluvia), no creo tener mucho más que agregar a lo que ya todos han leído o pensado.

Hasta la próxima.


1 comentario:

  1. llegue a tu blogs buscando de los infrarealistas, saludos!

    ResponderEliminar