1.3.16

Sitiado en mis errores...

Sitiado en mis errores
por una voluntad marchita
que a la ceniza se niega.

Anegado por la historia
de una ciudad infame
cuya memoria pinta olvido.

Me postro en la orilla
inagotable del silencio,
lleno de mí, vacío.

Y así llegó la fecha, sugerida, para cambiar el mundo... 

Ya no te busco, instante,
la huida será hacia adelante.

El amor está en el tiempo,
implacable, cruzas
el desierto sin fin,
oasis, de mi pensamiento.

Tras tu llegada mi partida
bajo mi sombra tu dicha
y en el silencio de las horas
surge la última poesía






2 comentarios:

  1. Sería maravilloso escucharlo leer su poema con esas pausas tan provocadoras...
    Me haz dejado con apetito textual. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, hasta me dieron ganas de escribir más (no sé si de leer en voz alta pero podría ser). Un abrazo y que ese apetito no se nos acabe.

      Eliminar